Warning: array_shift() [function.array-shift]: The argument should be an array in /web/htdocs/www.submergentes.org/home/config/ecran_securite.php on line 225
Elke Boon y la ambigua rebelión de la fragilidad - submergentes.org
submergentes.org
Home page > * Artículos > Elke Boon y la ambigua rebelión de la fragilidad

Elke Boon y la ambigua rebelión de la fragilidad

por Nicola Mariani

lunedì 29 marzo 2010, di Nicola Mariani

Reseña crítica de la actual exposición de la artista belga Elke Boon el la galería Camara Oscura de Madrid. Hasta el 22 de mayo de 2010.

La obra de Elke Boon [http://www.elkeboon.be/] (Gante, Bélgica, 1979) se presenta, de manera recurrente, como un enigmático juego de espejos, protagonizado por la figura humana, entre la percepción íntima y personal de la realidad y las formas estereotipadas de su representación, en una tensión constante y ambigua entre “mirar” y “ser mirado”.

Presentada por primera vez en España en esta exposición personal en la galería Camara Oscura de Madrid [http://www.camaraoscura.net/], la trayectoria de la artista belga es bastante larga (a pesar de su joven edad) y abarca técnicas y formatos diferentes que van desde el dibujo a la fotografía y el vídeo. En esta ocasión se exponen al público acerca de veinte obras representativas sobre todo de su labor más reciente, pero se incluye también una bella fotografía con más de diez años: Ibbe, de 1997 (C-Print, diband. 80x96 cm.).

Si bien los dibujos sean bastante interesantes - por su sencillez extrema, que convierte el papel en un lugar existencial evocador y profundamente lírico - hay que reconocer que los medio electivos de la artista son sin duda la fotografía y el vídeo, puesto que es a través de ellos que Boon desarrolla un discurso plástico personal original y coherente. Centrada en el género del retrato, la obra fotográfica y vídeo de la artista manifiesta una actitud de rebelión individual contra las convenciones sociales que pone en duda los estándares, las formas del poder y las reglas que limitan la libre expresión humana. Una rebelión, sin embargo, que nunca se traduce en forma de polémica explícita y directa, o de choque visual. Al contrario, se manifiesta dentro un riguroso orden estético y compositivo que evoca un dualismo, sutil y latente, entre la dimensión corporal de la existencia y lo imponderable; entre lo determinado y lo efímero. Desde este punto de vista se puede apreciar como en el vídeo Liam (2007, DVD, 3’:18’’, loop) las estructuras del conformismo puedan venirse simbólicamente abajo en pocos segundos gracias a un gesto tópico, sencillo y heroico a la vez, como es el grito (evidente la alusión al célebre cuadro de Munch de 1893).

JPEG - 37 Kb
Elke Boon, Flore&Lotte, 2009,C-Print, dibond. 35x52 cm. Edición: 5+2 PA. Courtesy: Galería camara oscura. Madrid.

La mayoría de las fotografía de Elke Boon evocan poses, ambientaciones y expresiones típicas de los retratos de la tradición pictórica. En ellas prevalece un realismo esencial que en ningún momento se confunde con la reconstrucción o la “falsificación” post-moderna, típica, por ejemplo, de la producción artística de una fotógrafa como Cindy Sherman, que en los años ochenta del siglo pasado enfatizaba la confusión entre ficción y realidad. Una referencia estética importante de Boon es sin duda la fotografía publicitaria y de moda, con sus estereotipos superficiales del “producto perfecto” y de la “persona perfecta”. Pero se puede entrever también la influencia de una artista atormentada como Francesca Woodman, sobre todo en las obras iniciales de Boon de finales de los años noventa. Asimismo cabe citar otra de las fotógrafas más trascendentes de las últimas dos décadas: Nan Goldin. De Goldin Boon parece retomar cierta actitud “voyerista” que, sin embargo, siempre está elaborada en una clave introspectiva de suspensión y misterio. En este sentido, lo documentado es, en realidad, sólo un pretexto para describir una condición interior. De hecho, Boon trabaja en un nivel visual más alusivo y evocador, despojado de aquella carga trágica a través de la que Goldin magnifica el panorama variado de la condición humana que en otra ocasión ya he definido «backstage de la vida»: [http://nicolamariani.wordpress.com/...]. Por otro lado, en la obra reciente de Boon se hace visible también la referencia a la artista holandesa Rineke Dijkstra y a sus retratos fotográficos y vídeo de adolescentes. En la obra de esta artista la inseguridad de los rostros y los cuerpos delgados de los retratados acercan los modelos al observador de una manera tan poderosa como aparentemente inconsciente. La fotografía de Dijkstra, de hecho, se encuentra siempre a mitad entre lo objetivo y la suspensión espacio-temporal, eludiendo cualquier tipo de relación directa entre la fotografía y la persona retratada.

A través de una gran capacidad técnica y de un indudable talento, Boon plasma su personal discurso visual a través de obras de una extraordinaria ambigüedad intrínseca. Los débiles modelos con sus poses inquietantes, con sus vestimentas y su piel desnuda, reflejan la mirada de Boon sobre los límites de la libertad existencial humana. Pero, al mismo tiempo, es como si ellos reflejaran también la fragilidad rebelde de la propia artista. Algo que induce el espectador a mirar dentro de sí mismo desde una perspectiva subjetiva e incomoda, sintiéndose mirado por los propios modelos.

Vedi on line : Elke Boon

Rispondere all'articolo

SPIP | modello di layout | | Mappa del sito | Monitorare l'attività del sito RSS 2.0 | proponer un artículo
ciberfeminarte paralelotrac festivales cortos M-artech